lunes, 25 de junio de 2007

Reduciendo el estrés

Una de las prácticas más adictivas que existen hoy en día es la de explotar el plástico de burbujas. Incluso hay gente que cuando recibe un paquete por correo cruza los dedos para que lo que sea que traiga venga embalado con él. Algunos dicen que es porque protege mejor, pero yo creo que es sólo por el placer de explotarlas.

De hecho, yo cuando era pequeño me lo pasaba genial metido en cajas llenas de esos pequeños platanitos de techopan que se usan para embalar, pero al crecer esas costumbres se van perdiendo (pero porque las cajas son demasiado pequeñas, no por otra cosa). Tristemente veía como cada vez entraba peor en las cajas, hasta que un día descubrí algo que iluminaría nuevamente mi existencia: el envoltorio de burbujas!!!

Parece increíble, pero para comprobarlo lo único que hace falta es poner un trozo de plástico de burbujas en la mano de un amigo, y esperar. A ver cuanto tiempo pasa antes de que se empiecen a oir estallar. Si le dices que es para envolver algo se conformará con explotar un par de burbujillas, pero como le digas que es para tirar, se monta un fiestón a tu costa. Veamos la verdadera fórmula de la felicidad:
Pero es cierto que no siempre tenemos plásticos de estos a mano para desestresarnos, y para eso la marca Bandai, que entre otras cosas nos ofrecía las míticas figuritas de los Caballeros del Zodiaco o de Mazinger Z, ha inventado un simulador de envoltorio de burbujas (virtual bubblewrap) llamado PuchiPuchi. No dejeis de visitar la página web del producto porque es bastante curiosa, aunque no se entienda un pijo.

Y para que no sea excesivamente monótono, cada 100 burbujitas estalladas emitirá un sonido, a elegir entre una voz sexy, un ladrido, un timbre de puerta o un pedo. Sin duda ahora no nos desesperaremos como cuando tenemos el papel totalmente explotado, y hay que retorcerlo una y otra vez con la esperanza de que suene alguna burbujita que pueda quedar... y que además es realmente dificil autoconvencerse de que el papel esta totalmente reventado. Si deja de sonar, se le cambia la pila y a seguir pasándolo bien.

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

iagosai dijo...

Oh, que fiesta padre, ¿para cuando un simulador del sonido que emite el raton del ordenador al hacer click?