viernes, 1 de junio de 2007

Coma usted sobre la lengua de Gene Simmons

Fue en el año 1973 cuando dos chalados llamados Paul Stanley y Gene Simmons decidieron largar a todos los miembros de su grupo y cambiarle el nombre de Wicked Lester a Kiss, en ese momento nació uno de los negocios más grandes del mundo del espectáculo, probablemente Kiss sea a la música lo que Star Wars al cine. La gente ya había visto a los New York Dolls travestidos y a Alice Cooper vestido de... en fin, de Alice Cooper, pero ver a estos cuatro individuos con la cara blanca y las armaduras significó una auténtica catarsis, y es a esta época a la que se remonta el nacimiento de nuestra mesa.

Y es que en estos 34 años a nuestros chicos les ha dado tiempo no sólo a sacar 41 discos entre estudio, directo y recopilatorios según su discografía oficial, a hacer un poco el tonto en el documental de Penelope Shepheeris The decline of wetern civilitation part II. The metal years y a protagonizar unas cuantas apariciones estelares en Padre de familia. También han sabido crear el mayor y más variopinto catálogo de merchandising del mundo de la música.

No se contentaron con las típicas camisetas, gorras, mecheros y por supuesto muñequitos y comics., Kiss son mucho más que eso, ellos tienen un monopoly, el kiss-opoly (esto no es tan raro), un juego de cartas, marcos para fotos, relojes para la pared, discos voladores, monedas con sus caras, condones e incluso botellas de vino Destroyer limited edition.



La mesa no viene más que a completar esta excelsa colección, con la posibilidad de escogerla en dos modelos diferentes, la coktail table , de un metro de alto, para tomarse las cañitas con los colegas, y la dinner table, de apenas 60 centímetros, para pasar una tranquila tarde en el jardín con la familia.



¿Al fin y al cabo no es el sueño de todo rockero tomarse el vinito Destroyer en el jardín de su casa sobre la mesa del Rock and Roll over mientras echa una brisca con las cartas de los Kiss y su perro se entretiene mordisqueando el disco volador de Kiss?

Pues debería, si es que todo esto no viene más que a demostrar que para triunfar en los negocios sólo hay que tener visión, el aspecto es lo de menos.





Yeah!



1 comentario:

javi dijo...

Yeahh!!