lunes, 15 de octubre de 2007

Cuando las pesadillas se hacen realidad


Ahora que está tan de moda lo de las mutaciones genéticas, y que bichos como Guiñitos o la tortuga de dos cabezas salen en la televisión cada dos por tres, era el momento de hablar de estos fenómenos de la naturaleza, desde nuestro particular punto de vista, claro.
Creo haber mencionado con anterioridad la presencia recurrente de uno de estos engendros en mis pesadillas, y no es porque sueñe con que una tortuga bicéfala me da una paliza jugando al strip poker, algo que sería preocupante incluso para mi, no, lo que pasa es que no escribo este post por voluntad propia, sino por la amenaza constante de tortura psicológica de lo que se me dio por llamar monstruo bicéfalo, y si algo aprendí en este tiempo es que no hay que prometer algo que no tengas intención de cumplir si se lo prometes a alguien que no tiende a olvidarse de las cosas, así esto es la consecuencia de una coña que me salió mal.

Al final y después de algún tiempo de constantes: para cuando el post, por qué aun no pusiste el post o ¿piensas escribir el post algún día?, comenzó a torturarme también en lo que antes eran mis plácidas horas de sueño, y la verdad es que no es muy agradable que un bicho verde y morado te de la chapa mientras duermes porque no le dedicas un puñetero post en un blog que no lee ni Dios (así, con mayúscula, no se nos vaya a echar encima la iglesia).
Pues bueno,vamos al lío, el monstruo existe, no es fruto de mi imaginación, y los que vivan en Coruña (sin artículo, no queremos polémicas) probablemente se lo hayan cruzado en el transcurso de una noche etílica o incluso es bastante probable que lo conozcan, por lo menos a una de sus partes, ya que una de las peculiaridades de este ser es que sus cabezas no comparten cuerpo, pero cuando se juntan actúan como un único ente.
De todas formas ambas partes tienen un comportamiento bien diferenciado, mientras una es extrañamente amigable, capaz de hacerse amiga del primer punk con flauta, perro y una chapa de V de Vendetta, que se le cruza por el camino, la otra parte es más recelosa, y hay de quien intente gastarle una broma antes de ganarse su confianza o decir algo que no le siente bien (esto último aún no se sabe muy bien que podría ser, lo que aumenta el riesgo de meter la pata), va directo a la lista negra y salir de ahí podría resultar imposible.
Esta es la foto que me obligaron a poner...

Otra peculiaridad está en que la parte amable es también la más agresiva, capaz de arrearte dos hostias porque sí, porque si no hiciste nada ya lo harás, y claro, tú acabas haciéndolo aunque sólo sea para compensar, pero entonces te vuelve a arrear y entras así en un círculo vicioso del que ya es imposible salir. La parte recelosa es más sutil, aunque en momentos de embriaguez también puede recurrir a la violencia gratuita, tiende a golpear de otra manera, un ejemplo:

  • Situación: bar popero de moda, empiezan a sonar Los Planetas.

  • Una persona normal y equilibrada (en este caso yo) a quien no le gusta el grupo se toma una cerveza tranquilamente intentando no escuchar demasiado.

  • El monstruo bicéfalo se dispone a pedir un par de copas, pero de improviso una de sus partes deja todo lo que está haciendo y separándose de su otra mitad empieza a dar saltos y a gritar dirigiéndose a mi: jódete, jódete que están poniendo Los Planetas.

  • Yo reacciono poniendo cara de pasmo.
Esto es con lo que algunos tenemos que convivir, ya se que es posible que acabe de perder a dos amigas, o a una quien sabe, pero por lo menos podré volver a dormir tranquilo.
...pero yo prefiero esta

5 comentarios:

Heaven dijo...

Oooooh! Por fin!
Ya que has cumpllido tu palabra te dejaré en paz, sólo por eso te habrá merecido la pena estrujarte un poco el cerebro ...
Firmado: 1/2 monstruo bicefalo :P

filotas dijo...

veo, amigo mio, que has sucumbido a lo inevitable..Ya lo dice el refrán, "tiran mas dos tetas que dos carretas", y si son cuatro, no veas. Bromas a parte, me gusta este post(se dice así.?), y las chicas también, por supuesto(pero que no se enteren)

Angel dijo...

está bien eso de repartir leña. Porq t lo mereces xDDDDD

javi dijo...

Doy fé de las torturas psicológicas y físicas mencionadas. Entre toda la parafernalia del post es dificil encontrar alguna mentira jajaja.

Pepiño dijo...

Sucumbir a lo inevitable? Por supuesto, la verdad es que pueden llegar a ser bastante persuasivas, como bien indiqué en el post.
Además, es evidente que hago esto para ligar, todo el mundo sabe que es una de esas aficiones que te hacen parecer guay.
Y claro que no hay mentiras, yo nunca miento, puedo exagerar algunas cosas, pero no miento.