martes, 19 de enero de 2010

Avatar (así, a palo seco)


Por fin, exactamente un mes después del estreno de Avatar, conseguimos entradas para ir a verla, y como un mes da para mucho, no faltaron críticas exageradas en todos los sentidos, desde las que la proclaman como una obra maestra imprescindible y un clásico instantáneo, hasta las que la consideran un gran bluff, porque lo que no deja de sorprender es como esta película pasó de ser aquella que cambiaría el cine para siempre, a ser una buena película de entretenimiento con un mensaje ecologista algo superficial, para finalmente convertirse en un plagio racista que provoca depresiones.
Yo creo que después de ver Avatar quedan claras unas cuantas cosas, así que vamos a ponernos las gafas de pas... digoo de 3D para hablar más en profundidad del film.



Put on your glasses

Hacía tiempo que no sabíamos nada de Cameron, no había asomado por las pantallas de cine como director de ficción (recordemos que ejerció de productor del remake de Solaris y que dirigió varios documentales) desde el hundimiento del barco y muchos esperaban ansiosos su regreso, alguno incluso con la esperanza de que su nueva película fuera la panacea que salvaría al cine. Lo cierto es que para ser sinceros, aunque es cierto que posiblemente Avatar no sea nada más que otra película de entretenimiento, la mano de su director se nota, y para bien, y esto puede deberse a que Cameron es una especie de superdotado a la hora de dirigir acción, o a que la inmensa mayoría de los que se dedican a hacerlo hoy en día directamente son trencos.

-Escuchad bien muchachos, esto no es una democracia, aquí mando yo- James Cameron

Avatar es simple y llanamente un gran entretenimiento, ni más ni menos. Tener al personal pegado al asiento y mirando a la pantalla siempre fue la mayor virtud de James Cameron y la mantiene intacta, 161 minutos perfectamente orquestados, sin fisuras, con unas interpretaciones convincentes (o al menos los muñecos lo hacen bien), grandes escenas de acción, y una espectacular batalla final, aderezado como era de esperar con una ensalada de efectos especiales y con el 3D, para mi tal vez lo más decepcionante de la película en el aspecto técnico junto con la banda sonora, no porque no esté bien, pero tal vez esperaba un mayor efecto de inmersión.

Los aliens también tienen necesidades, no espera, aquí son los nativos y los aliens los humanos, como en Planet 51.

Y es ahora donde llegamos a la polémica, lo que separa a un gran entretenimiento de una obra maestra, el guión. No es que no tenga guión, ni que se parezca a Pocahontas, tampoco es un problema de que sea fría (algo si pero no es para tanto) o superficial, el problema es que desde el minuto uno sabes lo que va a pasar en el siguiente, aunque no hayas leído nada sobre la película ni hayas oído a nadie hablar sobre ella.





Spoilers a cholón, estáis advertidos.

El mensaje es el que es, queda clarísimo y no hay que darle mil vueltas, pero a medida que van desfilando por la película los personajes ya sabes como y cuando van a morir: el marine malo será el jefe final, el valerosos guerrero que no acepta al nuevo pero que acaba luchando con él como un hermano, muere dramáticamente en la última batalla... Y así con todos y cada uno. A lo mejor es que soy muy exquisito, pero cuando veo una película por primera vez y más o menos por la mitad me imagino que el prota, que es gilipollas, va a acabar siendo un tío cojonudo gracias a lo que le enseña la chica (esto es casi demasiado frecuente), pero esta lo va a odiar cuando le confiese que es un infiltrado, y antes de la gran batalla se reconcilian cuando el cabrón caza un dragón rojo, algo que solo había hecho antes el abuelo de la chica, para unir después a todos los clanes (no es coña, así es como pasa, ahora lo sabéis, pero si no lo hubierais leído la propia película os hubiera jodido el final así que no me miréis así), y al final se cumple, pues me pierde la gracia (coño, vaya rodeo).


El personaje de Michelle Rodríguez ya existía en otra película de Cameron...

Conclusión: es muy recomendable para pasar una tarde entretenido, y probablemente sea la mejor película palomitera de los últimos años, pero solo eso, que no es poco, ni mucho menos.


Supongo que lo habíais adivinado

Para terminar, enumerar todas las acusaciones por plagio a Avatar que he encontrado, algunas más sólidas que otras.
Plagio a Delgo.
Plagio a Call me Joe
Plagio a Aquablue.
Plagio a los soviéticos.

3 comentarios:

rabranu dijo...

No lo hubiese expresado mejor!
me ha gustado mucho la entrada!!
un saludo

Facundo Matias dijo...

gran pelicula

http://generacionxfacundo.wordpress.com/

F dijo...

palomitera...sí, definitivamente esa era la palabra que yo buscaba al salir del cine y que encontré aquí. Ah, le mot juste! que diría Nelson Muntz